Mi reflexión sobre el currículum


El currículum es aquel conjunto de objetivos, contenidos, actitudes, experiencias ..., que toman parte en la planificación y cuya intención es la formación de los alumnos en los centros educativos.

Este currículum debe ser orientativo y adaptativo, analizando la sociedad en la que vivimos y las diferentes circunstancias. A su vez debe ser eficaz, puesto que si lo planificado en un primer momento no se lleva a cabo, entonces se podría considerar un fracaso en el proceso de formación de estos alumnos.


Por todo ello, el currículum no debe quedar simplemente en teoría, sino que como docentes debemos hacerlo práctico y valioso para la institución escolar.

Una vez realizada mi reflexión acerca de lo que entiendo como currículum, creo necesario hacer un recorrido breve sobre las 3 teorías curriculares.
La primera de estas teorías es la Racional-tecnológica. Su principal objetivo es conseguir los resultados preestablecidos sin atender demasiado al proceso de enseñanza-aprendizaje.

El profesor no forma parte de la creación de los programas curriculares, sino que en este caso es un simple ejecutor.

Es una teoría positivista con una visión exógena.
La teoría interpretativo-simbólica pretende promover valores morales a partir de juicios prácticos. Promueve la adaptación de los contenidos en función de la sociedad y cultura.

A diferencia de la teoría anterior, no sólo importa el resultado del aprendizaje sino también el proceso de obtención de esos conocimientos.

Por último hay que nombrar la teoría socio-crítica. Entre los objetivos se encuentra el de crear personas críticas y capaces de realizar cambios en la sociedad. No siempre se es capaz de realizar tal acción.

A esta teoría se le acusa de un vacío de contenidos y de generar una teoría comprensiva pero difícil de realizar.

Una vez discutidas y analizadas estas teorías o paradigmas del currículum en clase, me he podido posicionar a favor de la interpretativo-simbólica. Esta teoría es la que probablemente complemente a las otras dos (una demasiado crítica pero poco práctica, y la otra bastante práctica pero sin atender lo suficiente a los métodos de enseñanza o consecución de los objetivos).
Quizás mi razonamiento no sea el correcto pero espero a lo largo del desarrollo de la asignatura afianzar mis conocimientos en torno a estas tres teorías.

Y ahora en la última semana de clase y por tanto, fin de la asignatura, puedo decir que he cambiado mi visión sobre la teoría a la que me acogía en un principio. Hoy apuesto porque seamos socio-críticos intentando tener en cuenta a la sociedad para cambiarla y así lograr conseguir una mejor enseñanza. No creo conveniente tener que justificar más mi decisión puesto que el transcurso de la enseñanza y los contenidos elaborados expresan como ninguno mi punto de vista.
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

2 Response to "Mi reflexión sobre el currículum"

  1. Anónimo Says:
    8 de noviembre de 2009, 15:00

    MUY BUEN TRABAJO, SOBRETODO POR LA CRITICA DE LAS PELICULAS DESDE UN PUNTO DE VISTA PSICOLOGICO, ENHORABUENA.

  2. Manuel García says:
    13 de noviembre de 2009, 1:21

    ¡Muy bueno el nuevo diseño del blog! Me encanta

Publicar un comentario en la entrada